Naturaleza en el interior

El living suele ser nuestro espacio predilecto a la hora de recibir invitados, programar un encuentro, pasar un buen momento con amigos o familia o, por qué no, tener una reunión de trabajo. Al ser un ambiente compartido donde generalmente buscamos distendernos y sentirnos a gusto, solemos buscar objetos o colores neutros que nos identifiquen y nos ayuden a generar un clima de armonía y descanso visual.

¿Cómo podemos generar este efecto de forma simple?

Incluir a la naturaleza en el interior de la casa es una tendencia que sin dudas trasciende la época. Las plantas no solo le aportan frescura, color  y vida al ambiente sino que, además, al eliminar el dióxido de carbono y absorber el exceso de humedad, nos purifican el aire. Además, son fieles proveedores de energía positiva por lo que aportan a la decoración del ambiente y al ánimo de quienes habitan el espacio.

Por donde lo miremos, ¡son una gran opción para implementar!

Debajo algunos tips para integrar plantas de manera fácil y rápida:

  • Pequeños cuencos o macetas: apoyados sobre la mesa ratona, mesas de apoyo o estanterías, los cuencos de cemento o pequeñas macetas (con suculentas u otras especies) son una gran alternativa. Podes colocarlos arriba de libros, sobre una bandeja o como centro de mesa.

¡Sin duda le aportarán un toque distintivo y fresco al espacio!

  • Macetas con pie: cerca de la ventana/balcón es el espacio ideal para crear un rincón vegetal. Se pueden colocar una o dos macetas aprovechando la entrada de luz natural. El pié es un touch deco que le da altura y mayor visibilidad a la maceta por más que esté colocada en un rincón.
  • Mesa de estudio o trabajo: si tenés un escritorio utilizado para estudiar, ¡no dudes en colocarle una maceta al lado o sobre la mesa! Las plantas potencian la concentración y son muy beneficiosas a la hora de trabajar.
  • Canastos boho: un boom que no podemos dejar de mencionar!! Si ya tenes una maceta pero queres darle un nuevo aire al espacio con decoración trendy, te proponemos utilizar un canasto decorativo como “funda”. De inmediato vas a notar que la planta se luce más y que el espacio tiene un atractivo tinte rústico y fresco. ¡Ideal para la época que se viene!
  • Cuadros naturales: “La naturaleza se hace paisaje caundo el hombre la enmarca (Le corbusier)”. Sin dudas, un letrado. Incluir la naturaleza a través de otros elementos sigue siendo una excelente opción. Podemos darle continuidad a las plantas y replicar el motivo en otros objetos decorativos como cuadritos. De esta forma, vamos a lograr reforzar el verde y generar sensación de continuidad.