HOME VS OFFICE: integrando dos mundos

Una sueño hecho realidad. Gracias a la tecnología, cada día somos más las personas que tenemos la posibilidad de hacer home office. Pero, cuando esto sucede… ¿En qué espacio de la casa nos instalamos? No queremos molestar al de al lado, queremos aislarnos para trabajar con concentración,  buscamos luz y pocos elementos de distracción. Encontrar este sector a veces no es tarea sencilla pero con poco esfuerzo y algunos retoques lo podemos lograr.

La oficina o lugar de trabajo es el espacio donde uno transcurre la mayor cantidad del tiempo y, por ende, es el ambiente que más nos tiene que regocijar.

En el post de hoy te ayudamos a poder lograr una oficina en tu propia casa con pocos cambios que logren transformar el espacio hacia un ambiente cómodo y acogedor:

  1. Distracción cero: lo primordial es encontrar tu spot. Recomendamos buscar sectores o rincones apartados, lejos de las zonas de paso como pasillos en donde las distracciones son inevitables.
  2. Facilitá tu visión: la luz natural es sin dudas tu mejor amigo. Armar el rincón cerca de la ventana ayuda a mantener el ánimo positivo y a sostener la atención. Ahora bien, ¿Quién puede mantener la luz natural de forma constante? Para los momentos que la luz se evaporiza, recomendamos colocar una lámpara de pié o mesa que enfoquen nuestro trabajo y una lámpara de techo cálida que regule la intensidad focal.
  3. Colorimetría: una paleta de colores neutros y suaves siempre nos armoniza y ayuda a prevenir el cansancio visual. Busquemos tonos neutros y totales como el blanco, crudo, beige y gris tanto en las paredes como en los muebles y en la decoración. Detalles en negro como el mármol negro Marquina o el hierro trabajado, aportan sobriedad y elegancia en el ambiente. Combinemos luz & color para generar un clima sereno.
  4. Verde vida: un punto indiscutible. Una pequeña o, por qué no, gran planta en nuestro sector de trabajo trae múltiples beneficios. Sumemos verde para oxigenar el ambiente, alegrar emociones y agregar color. ¿Algún motivo más? Si! Las plantas pueden absorber las radiaciones que emiten las computadoras.
  5. Los detalles transforman: Un pequeño cambio puede generar un gran resultado. Consideramos muy importante sumar objetos deco y hacer de la oficina un lugar con personalidad que muestre la identidad de quien la trabaja.  Algunos detalles que sirven como aporte son los cuadros, una bandeja para apoyar la bebida y mantenernos hidratados y un cesto de basura visualmente estético entre otros.
  6. Lugar de descanso: si las dimensiones del espacio lo ameritan, recomendamos generar un rincón de “descanso” o “relax” al lado del escritorio y la silla para distraernos o tener reuniones. Este spot nos va a servir además para leer, pensar creativamente, hablar por teléfono o simplemente tomarnos un recreo. Con un sillón individual, una mesa de apoyo y una planta podemos crearlo.